Consejos para viajar con niños en verano

Viajar con niños en verano

Viajar con niños en verano puede resultar complicado si no se prioriza la organización antes y durante el viaje. Es imprescindible pensar en el entretenimiento de los más pequeños, para que puedan disfrutar del viaje adecuándolo a su edad. Tanto si vas en coche como en otro medio de transporte, te damos todas las claves para que estas vacaciones en familia sean todo un éxito.

8 consejos para viajar con niños en verano y disfrutar de la experiencia

No nos centraremos solo en el viaje en carretera, ya que puede que el viaje de estas vacaciones implique otro medio de transporte. Estos consejos te servirán también para mejorar tu experiencia en el destino con los más pequeños de la casa.

Elegir un destino familiar con actividades infantiles

Esta siempre es una apuesta segura, tanto si es un destino de playa como uno que incluya rutas de senderismo. Opta por un alojamiento con instalaciones y actividades para niños, cerca de lugares que puedan ser de su interés, como parques naturales, parques acuáticos, zoológicos, parques infantiles, zonas verdes, etc.

Planead y elegid el destino juntos. Infórmate también sobre los hoteles, locales y restaurantes que tienen zonas de juego infantiles. En cualquier caso, es conveniente que el viaje no dure más de dos semanas.

Tener en cuenta la edad del niño

No es lo mismo viajar con un bebé, un niño pequeño de 3 años o un niño de 9 o 10 años. Por ejemplo, puede ser cómodo llevar a un bebé a un museo o una ruta gastronómica, pero los niños más mayores prefieren un poco más de actividad, como un museo interactivo o un parque de atracciones.

Ten en cuenta que hay muchas entradas para diferentes actividades que cuentan con descuentos para familias o incluso puede haber entrada gratuita para niños. En la planificación previa del viaje también puedes encontrar un poco de ahorro.

Anticipación y organización

Problemas comunes como una insolación, indigestión, picaduras de insectos o mareos en el coche pueden arruinar todo el viaje. Por eso, anticípate anotando en tu lista de equipaje todo lo necesario: ropa adecuada, protectores solares, repelentes, medicinas que pueda necesitar, un botiquín básico, soluciones para mareos en el coche, etc.

Involucra a los niños en la preparación del viaje

Organizar un viaje es un aprendizaje más para los pequeños, pueden aprender sobre geografía al recorrer pueblos con encanto o descubrir un lago a través de un paseo en barca. Podéis ir juntos a comprar una maleta infantil, hacer una lista con lo que quiere llevarse y luego ponerlo ordenadamente en la maleta. También podéis hacer un calendario con las actividades que haréis y lugares que vais a visitar. Es importante involucrarlo en el proceso para que se sienta parte de ese viaje en familia.

Maleta con los básicos

Primero, organizad los básicos, como los útiles de higiene y la ropa imprescindible. Después podéis añadir lo necesario para el ocio, como juegos, libros, cámara de fotos infantil y cuadernos para dibujar. No llevéis muchos juguetes. Mejor deja alguno para regalarlo como sorpresa durante el viaje. Le salvarás de un momento de aburrimiento.

Documentación necesaria

Ten en cuenta que la documentación necesaria para los niños no es la misma que para los adultos. Además, pensad que podéis tener cualquier enfermedad durante el viaje y por eso se recomienda que llevéis la tarjeta sanitaria europea (también los niños) y un seguro de salud de viaje, además de la cartilla de vacunas. Si es necesaria alguna vacuna en especial porque lo exige el destino, pedid la cita a tiempo.

No olvides también que los niños que viajen sin sus progenitores deben llevar una autorización firmada de sus padres y el DNI (si es en la UE) o el pasaporte (si es fuera de la UE o la zona Schengen).

Viajar con niños

En coche, atención a los sistemas de retención infantil

Recuerda que es obligatorio que los niños de menos de 135 centímetros de altura viajen siempre con un sistema de retención infantil adaptado a su peso y talla. Y que, como norma general, deben ir siempre en los asientos traseros.

Para los niños de menos de 9 kg es obligatorio también llevar al bebé en contra de la marcha. Si tienes una silla i-Size, el límite es 15 meses de edad, aunque es recomendable alargar ese límite.

Trayectos largos: cómo hacer que sean cómodos

Para los pequeños es más incómodo viajar, ya que no van a entender ciertos procesos que conlleva un viaje, sobre todo si es largo. Para evitarlo, baja el niño de su silla cada 150 km de viaje. Sería una buena idea hacer también una parada para estirar las piernas, ir al aseo, etc., siempre que sea posible.

Para evitar el mareo, recomendamos no empezar el viaje directamente después de comer. El niño tampoco debería tener el estómago demasiado lleno ni demasiado vacío. Evita también que coma alimentos muy grasos o tome bebidas ácidas, como el zumo de naranja. ¡Y no te olvides de las paradas para tomar el aire!

Con todos estos consejos, vuestro viaje juntos debería marchar sobre ruedas. Los niños son, por naturaleza, muy curiosos, así que se sorprenderán ante todo lo que veáis. ¡Disfrutadlo!

Contacta con nosotros

Si quieres conocer a Trenty y los túneles de la M30, elige una fecha y completa el formulario. ¡Te esperamos!

trenty-cta
Consejos para viajar con niños en verano
Trenty recibe el premio Ponle Freno Junior 2022
Trenty, premio Ponle Freno Junior 2022 por su aportación a la seguridad vial infantil
Ver más