¿Cómo actuar ante una tormenta eléctrica si vas en bici?

tormenta eléctrica y bici

Una tormenta eléctrica y la bici pueden ser una mala combinación. Es importante inculcar a los más pequeños de la casa que la realización de actividades al aire libre va ligada a las condiciones meteorológicas. En el caso de la bicicleta es fundamental disfrutar de ella cuando las condiciones atmosféricas son adecuadas, para evitar daños y circular de manera segura. Enseñando estas claves a los niños los ayudarás a ser más previsores y estar seguros en todas sus salidas. Además, son hábitos que perduran en el tiempo.

Tormenta eléctrica y bici: ¿cómo circular de manera segura?

Circular de manera segura en la bicicleta cuando se desata una tormenta eléctrica puede ser complicado. Es crucial contar con unas nociones básicas de seguridad que puedan ayudar en esta situación.

Quédate en zona urbana

A diferencia de las zonas rurales, las zonas urbanas son bastante seguras en caso de que te cruces con una tormenta eléctrica mientras vas en bicicleta. Los edificios actúan como pararrayos y evitarán que te expongas a grandes peligros mientras estás en el exterior.

Eso sí, lo más recomendable es que te refugies en el interior de uno de ellos para estar totalmente a salvo. Esta clase de incidencias meteorológicas son más imprevisibles y peligrosas de lo que parecen.

¿Qué hacer si estás en el campo?

Si la tormenta te pilla en mitad del campo, la cosa se complica ligeramente. En un lugar abierto, las probabilidades de que te alcance un rayo crecen de manera considerable. Es importante fijarse más y tomar precauciones más oportunas.

Adoptar la posición de seguridad es uno de los primeros pasos que tienes que llevar a cabo. Esto supone buscar un sitio que no esté encharcado y ponerte de cuclillas con las manos en las rodillas. Lo único que debe tocar el suelo son tus zapatillas. Si estás en una salida en grupo, debéis alejaros unos de los otros para mayor seguridad.

Evita lugares elevados

Los puntos elevados y las tormentas no hacen buenas migas. Si ves que la tormenta se aproxima, aprovecha los momentos anteriores para alejarte de lomas, cimas o cualquier otro punto alto del terreno.

Las zonas bajas que no sean propensas a sufrir una acumulación de agua son la mejor opción para situarte si te encuentras en campo abierto.

Aléjate de objetos metálicos

Lo primero que debes hacer es dejar la bici y alejarte al menos 30 metros de ella. Ten presente que el carbono y el aluminio del cuadro pueden atraer los rayos. Además, junto a ella, también deberás abandonar los elementos metálicos que lleves encima, como herramientas o mochilas con armazón.

No te despistes con los aparatos electrónicos, teléfono móvil, GPS o potenciómetros, ya que cuentan con partes metálicas. Deberás apagarlos y dejarlos junto a la bicicleta para una mayor seguridad.

tormenta eléctrica y bici

No eches a correr si te has mojado la ropa

Mientras te alejas o buscas un espacio para guarecerte, evita correr si tienes la ropa mojada. Hacerlo implica asumir un riesgo excesivo y aumentar las probabilidades de sufrir un accidente.

Al correr con la ropa mojada se pueden provocar ligeras turbulencias en el aire que se convierten en un potente imán para los rayos. Es importante que realices todas tus acciones con calma y a una velocidad natural para evitar alteraciones del entorno.

¿Cómo aislarse?

A la hora de buscar un lugar seguro, huye del agua. Recuerda que se trata de un elemento conductor que puede provocar una mala experiencia. Si quieres aislarte en un espacio fiable nada mejor que un coche, si es posible.

El vehículo, con las puertas, ventanas y tomas de aire cerradas, se convierte en una jaula de Faraday. Aunque lo alcance un rayo saldrás ileso. Eso sí, debe estar totalmente apagado para que cumpla esta función.

Lugares que parecen refugios pero no lo son

Cuando la tormenta se aproxime, seguro que mirarás alrededor buscando un sitio en el que resguardarte. Ten cuidado, no todos son tan buenos como parecen. Si hay objetos metálicos cerca (vallas, vías de tren o tendidos eléctricos, por ejemplo) nunca será una buena elección.

Los edificios aislados tientan, pero también tendrás que rechazarlos porque son más peligrosos de lo que parecen. Si es la única estructura de la zona será más propensa a recibir el impacto de un rayo.

Mención aparte se merecen las cuevas o salientes de roca; se trata de canales naturales por los que se evacua la electricidad del rayo hacia la tierra. Sin duda, otro de los puntos que tienes que evitar para refugiarte.

Si vas circulando en bicicleta y te cruzas con una tormenta eléctrica, al igual que si vas en bici con lluvia, no dudes en aplicar estos consejos. Asegúrate de elegir el mejor punto para guarecerte y aléjate de la bici si es necesario. Recuerda sobre todo que lo primero es tu seguridad y la de los tuyos.

Contacta con nosotros

Si quieres conocer a Trenty y los túneles de la M30, elige una fecha y completa el formulario. ¡Te esperamos!

trenty-cta
¿Cómo actuar ante una tormenta eléctrica si vas en bici?
Trenty recibe el premio Ponle Freno Junior 2022
Trenty, premio Ponle Freno Junior 2022 por su aportación a la seguridad vial infantil
Ver más