Cómo llevar a un recién nacido en el coche

¿Cómo llevar a un recién nacido en el coche? Esta suele ser una pregunta que se hacen todos los padres en su recién estrenada maternidad y paternidad. Lo más importante en esta acción es la seguridad, y por eso hay que contar con sillas de calidad y homologadas para que el pequeño pueda ir perfectamente en el vehículo.

En este artículo vamos a responder a todas las preguntas que cualquiera que tenga un bebé recién nacido se puede estar haciendo a la hora de llevarlo en el coche, aquellos aspectos que hay que tener claros para no renunciar nunca a la seguridad.

Cómo llevar a un recién nacido en el coche en 6 claves

¿Hay que llevarlos mirando hacia la carretera o hacia atrás? ¿En qué asiento deben ir los sistemas de retención infantiles? ¿Cómo debo colocar la silla? Hay tantas dudas cuando hablamos de la seguridad de un bebé en un vehículo… A continuación, damos la respuesta a todas estas dudas.

Silla preparada

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la silla debe estar correctamente homologada, es decir, debe haber pasado los controles necesarios para obtener la certificación que te va a revelar que lo que estás comprando te aporta seguridad.

En cuanto a la norma ECE R-129, establece el uso de silla de forma obligatoria hasta los 15 meses. Esta debe llevar el distintivo i-Size, y en ella siempre ha de colocarse al niño a contramarcha. Además, has de utilizar siempre el sistema Isofix para el anclaje de la silla.

Siempre en el sentido contrario a la marcha

Como hemos dicho, por ley, la silla de coche siempre tiene que ir mirando hacia atrás y nunca en el sentido a favor de la marcha. Pero no solo esto es importante, sino también la forma en la que colocamos la propia silla.

Hay que analizar bien su colocación para que la silla no vaya ni demasiado erguida ni demasiado inclinada, de tal modo que el pequeño pueda viajar de forma cómoda y segura. Encontrar el ángulo perfecto será sencillo fijándote en la colocación del bebé.

cómo llevar a un recién nacido en el coche

Nunca en brazos

Teniendo en cuenta que hacer esto conlleva una infracción, hay situaciones en las que los padres creen que es lo mejor, pero nada más alejado de la realidad. Te contamos algunos peligros que entraña llevar al niño en brazos:

  • Puede verse golpeado en cualquier curva que se tome un poco más rápidamente de lo aconsejable o con brusquedad.
  • En caso de accidente, el bebé puede salir disparado del coche por cualquiera de las ventanillas.
  • En caso de frenazo brusco, aunque el adulto que lo lleve en brazos sea capaz de retenerlo, el niño puede darse golpes contra alguno de los diferentes elementos del vehículo.

El bebé debe ir en los asientos traseros

La parte trasera del coche es el lugar adecuado para los más pequeños. En caso de que haya un accidente, la estructura del vehículo actúa como elemento protector para el bebé. Además, lo ideal sería que ocupase el asiento del medio. ¿Por qué? Porque, de esta manera, en caso de rotura de cristales evitamos que se le puedan caer encima o que algo del exterior pueda hacerle daño.

La peor opción para un recién nacido es el asiento del copiloto. El airbag puede dar lugar a lesiones graves. Este elemento acumula una fuerza muy grande, de manera que para llevar a un bebé en la parte delantera deberías desactivar el airbag. En definitiva, siempre es mejor opción la parte trasera, aunque hay excepciones: ¿cuándo puede ir un niño en el asiento delantero?

Postura idónea para el bebé en la silla

Hay que tener claro que el cuerpo del bebé debe estar en un ángulo perfecto para que pueda respirar bien. El peso del niño tiene que estar sobre la espalda y las piernas, en posición de raya. Así no tendrá problemas con el reflujo e ir en coche será algo placentero para él.

Cuando viajamos con un recién nacido en coche no podemos olvidarnos de la asfixia postural. Esta se produce cuando el peso del niño recae sobre las vías respiratorias, disminuyendo de esta manera la saturación de oxígeno.

Abrigarlo adecuadamente en la silla

Un error muy común es abrigar al bebé con abrigos gruesos en invierno. ¿Cuál es el problema de hacer esto? Que la amplitud de los abrigos nos puede inducir a error con el ajuste del arnés de la silla.

Hay una solución sencilla, que consiste en ponerle al pequeño prendas polares que le abriguen, pero que a su vez sean finas, y encontrar accesorios para que vaya calentito. Hay cobertores que se adaptan a las sillas por encima para que los pequeños no pasen nada de frío. Esta es la mejor alternativa para no renunciar ni un ápice a la seguridad que nos ofrecen los arneses.

Como puedes ver, si tienes claros los aspectos básicos, te resultará sencillo llevar a un bebé recién nacido con la máxima seguridad cuando viajes en coche. Recuerda que es fundamental que la silla posea la homologación correspondiente.

Contacta con nosotros

Si quieres conocer a Trenty y los túneles de la M30, elige una fecha y completa el formulario. ¡Te esperamos!

trenty-cta
Cómo llevar a un recién nacido en el coche
Trenty recibe el premio Ponle Freno Junior 2022
Trenty, premio Ponle Freno Junior 2022 por su aportación a la seguridad vial infantil
Ver más