¿Cómo incluir circuitos de karts en la educación vial para niños?

circuito educacion vial para niños

Una de las excursiones que más suelen gustar a los menores es la que se realiza a un circuito de educación vial para niños. En él, cada niño, junto con sus compañeros de clase y amigos, podrá aprender, y mucho, sobre la circulación de vehículos en nuestras calles, además de simular situaciones reales.

Los conocimientos que adquieran y el desempeño que tengan en la calzada será una base imprescindible para, desde ese momento, evitar accidentes, bien sea cuando son peatones o cuando conduzcan de mayores su propio vehículo. Llegados a este punto, ¿sabes qué opciones de circuitos de karts existen?

Seguridad vial para niños con un circuito de karts eléctricos: ¿qué opciones hay?

Para que el pequeño pueda aprender cómo respetar las diferentes señales, con independencia del rol que sea, existen diferentes opciones a considerar. Una de ellas son las visitas de Trenty a colegios. Del resto te hablamos en las siguientes líneas.

Comprar o alquilar un kart propio

Una de las opciones es comprar un kart propio. La principal ventaja es que el menor podrá profundizar, de manera ilimitada, en todos los conocimientos relacionados con la educación vial para niños. Sin embargo, incluso aunque el vehículo se alquile, puede suponer un elevado coste para las familias.

Además, se tendrá que buscar una zona amplia o circuito en el que poder disfrutar de un rato de juego y aprendizaje con todas las garantías y seguridad. En estos casos será muy útil tener a mano algunos recursos de educación vial para reforzar el aprendizaje mientras se divierten.

Acudir a un circuito de karts

Acudir a uno de ellos no solo supone un ahorro económico y de espacio, al no contar con el vehículo en casa, sino que el menor también podrá contar con la asistencia de personal experto en la materia, el cual le explicará todos los detalles del vehículo. En algunos casos será posible que, además de disfrutar mientras conduce, compita en carreras a baja velocidad con otros menores.

Acudir a parques de educación vial

Es la opción que más padres y profesores tienen en cuenta. Dentro de él, gracias a los monitores, el niño podrá conocer cómo circular por una ciudad, cómo respetar las indicaciones, qué hacer si tiene un incidente, etcétera. A lo largo del día en el parque habrá intercambio de roles, y el niño conducirá su propio coche y también conocerá las reglas que implica ser un buen peatón.

Lo hará gracias a las numerosas actividades que se preparan en este tipo de parques. Vallas de obras, rotondas, semáforos, glorietas… Así son los parques de educación vial, equipados con todo lo necesario para que, además de jugar, aprendan. Sin duda alguna, una experiencia muy enriquecedora para los más pequeños.

Circuito de karts privado

Existen empresas que montan su propio circuito privado, enfocando más la actividad al ocio que al aprendizaje (aunque también se aprende). Es ideal para la celebración de cumpleaños, siempre que se cuente con un lugar amplio en el que disfrutar con total seguridad.

circuito educacion vial

Ventajas de enseñar seguridad vial con karts

Destacamos estas seis ventajas, aunque existen muchísimas más relacionadas con el aprendizaje de seguridad vial en un circuito de educación vial para niños con karts:

  • Aprenderán a controlar la velocidad mientras están conduciendo, algo importante para cuando sean conductores en el futuro.
  • Se divierten, sí, pero sobre todo aprenden. Es la mejor forma de que recuerden la importancia de seguir las normas y las interioricen.
  • Sabrán cómo frenar y la importancia de respetar la velocidad máxima en las ciudades o carreteras.
  • Verán la educación vial desde la visión de un peatón y conductor. Esto hará que vean que el peatón, el más sensible de todos, merece un respeto mayor.
  • Sabrán que conducir, aunque no es difícil, requiere de una gran responsabilidad y empatía con el resto de conductores y peatones.
  • Tomarán conciencia y sensibilidad por la educación vial, algo que trasladarán a sus padres.
  • Aprenderán las normas. Esto es importantísimo, puesto que las interiorizarán desde bien pequeños.
  • Serán, en el futuro, unos conductores más prudentes.

Estas son todas las ventajas de acudir a un circuito de educación vial para niños. Además, como has podido ver, existen diferentes tipos de circuitos de karts para aprender y, sobre todo, pasárselo bien con sus compañeros o amigos.

Contacta con nosotros

Si quieres conocer a Trenty y los túneles de la M30, elige una fecha y completa el formulario. ¡Te esperamos!

trenty-cta
¿Cómo incluir circuitos de karts en la educación vial para niños?
Trenty recibe el premio Ponle Freno Junior 2022
Trenty, premio Ponle Freno Junior 2022 por su aportación a la seguridad vial infantil
Ver más