Guía de primeros auxilios para niños

Primeros auxilios para niños

Enseñar primeros auxilios para niños es todo un acierto, ya que disponer de tales conocimientos permitirá actuar cuando se encuentren en situaciones de emergencia. Puedes comenzar por mostrarles algunas técnicas desde que son muy pequeños, aunque adaptando siempre la información a sus capacidades y edad. Ten en cuenta que habrá conceptos que no sean capaces de comprender a edades tempranas. Para que sepas qué deben aprender, no te pierdas esta pequeña guía.

¿Cómo enseñar primeros auxilios para niños?

Los primeros auxilios comprenden una serie de prácticas y técnicas sencillas que pueden llegar a salvar una vida. Al enseñárselas a los niños, sabrán cómo actuar a lo largo de sus vidas.

Llamar a un adulto / emergencias

Es fundamental que los niños sean conscientes de que, en caso de emergencia, lo primero que tienen que hacer es pedir ayuda y llamar a un adulto. Esto lo pueden hacer de viva voz si hay alguno cerca o llamando por teléfono.

En este sentido, enséñales lo que implica contactar con el teléfono de emergencias 112 si la situación es grave, como en casos de accidentes de tráfico. Por suerte, los móviles actuales cuentan con un botón específico para realizar esta llamada sin necesidad de desbloquear el terminal.

Junto con esto, conocer la técnica PAS les va a resultar de mucha utilidad. Esta consiste en proteger, avisar y socorrer. El primer paso busca evitar agravar un accidente, en el segundo hay que establecer contacto con emergencias, una ambulancia o un adulto competente; y en el último se actuará, pero solo si se tienen los conocimientos necesarios.

Utilizar peluches como referencia

Los peluches pueden convertirse en unas excelentes herramientas para el aprendizaje. A través de ellos, contactas de manera sencilla con los niños. Prestarán más atención, les costará menos empatizar y la visualización de los escenarios que planteas les será fácil de entender. Además, puedes emplear los muñecos para que practiquen alguna técnica de primeros auxilios de una forma divertida.

Autoprotección / alejarse del peligro

Pese a que la autoprotección es algo natural en los seres vivos, no está de más que la refuerces en los niños. Ya sea por desconocimiento o curiosidad, pueden acercarse a lugares o animales peligrosos, lo que aumenta el riesgo de que sufran algún daño. Enséñales medidas para que se protejan, indícales las principales situaciones peligrosas y cómo pueden prevenirlas.

Por descontado, deben tener claro que, cuando se dé una situación de peligro, hay que alejarse, en especial si no saben cómo actuar. Eso sí, procura no asustarles, ya que va a ser necesario que mantengan la calma en la mayoría de casos.

Técnicas de primeros auxilios

Técnicas básicas

Existen técnicas básicas que los niños pueden comprender sin problemas. Esta son las más importantes:

  • Curar heridas leves. Aplicar una tirita, pomada o mercromina son algunas acciones sencillas que no les costará llevar a cabo. De hecho, si forman parte de un juego, participarán encantados y prestarán más atención.
  • Maniobra Heimlich. Esta técnica ayuda a evitar que una persona se asfixie por un atragantamiento. Muéstrales a qué altura deben sujetar al afectado y dónde hay que presionar para que expulse el trozo de comida.
  • Reanimación básica. Los niños son capaces de comprender cómo hacer una reanimación cardiopulmonar básica. Es deseable que entiendan por qué se hace, en los casos en los que se usa y la manera adecuada de poner las manos sobre la persona afectada en caso de urgencia.

El botiquín básico

Disponer de un botiquín básico en casa es una buena idea, pero es mejor aún confeccionarlo junto a los niños. Es un buen momento para enseñarles a utilizar su contenido y mostrarles cuál debe ser. Por ejemplo, tiene que haber tiritas, esparadrapo, gasas estériles, pinzas, jabón, guantes de nitrilo desechables, pomada desinfectante o paracetamol.

También es importante que aprendan a no utilizar los productos de cualquier manera o que los ingieran. De este modo, serán capaces de usarlos sin exponerse a riesgos innecesarios y con la debida eficacia cuando se produzca una situación de emergencia.

Reanimación cardiopulmonar

Juegos para aprender primeros auxilios

El juego es una de las maneras más eficaces para aprender primeros auxilios. Los niños ponen en práctica lo aprendido mientras se divierten. Por ejemplo, utilizar peluches para hacer una RCP o, simplemente, jugar a ser médicos y pacientes. Es una forma simple de que descubran cómo atender una herida.

Las canciones también son efectivas, en especial para que asimilen o recuerden conceptos. Para que se acuerden de la importancia del número de emergencia 112, crea una canción pegadiza. Así sabrán que tienen que utilizarlo en casos de emergencia.

En definitiva, los primeros auxilios para niños les serán útiles para toda la vida. Además, al enseñarles cuando son pequeños, podrán expandir sus conocimientos según vayan creciendo. Llegado el momento de ponerlos en práctica, sabrán cómo actuar y, lo que es más importante, mantendrán la calma por muy complicada que sea la situación en la que estén.

Contacta con nosotros

Si quieres conocer a Trenty y los túneles de la M30, elige una fecha y completa el formulario. ¡Te esperamos!

trenty-cta
Guía de primeros auxilios para niños
Trenty recibe el premio Ponle Freno Junior 2022
Trenty, premio Ponle Freno Junior 2022 por su aportación a la seguridad vial infantil
Ver más