Dejar a un niño solo en el coche: ¿es delito?

Niños durmiendo en el coche

Dejar a un niño solo en el coche es un delito de carácter grave y tiene consecuencias impredecibles para el menor. Cuando vemos una noticia en la que un menor se ha quedado solo en el coche y le ha pasado algo se recuerdan las consecuencias que tiene para el pequeño quedarse solo en estos espacios. Además, estos casos también cuentan con repercusiones de carácter legal, incluida la entrada en prisión para el adulto responsable. Dejar a un menor edad solo en el vehículo nunca es una opción.

Dejar a un niño solo en el coche: delito, aunque el niño no sufra daños

Cuando se deja un menor solo en el coche existen varias consecuencias posibles. La deseada por todos es que el pequeño no sufra ningún tipo de daño, y este será el primer caso que analicemos.

En estos casos, los responsables del pequeño suelen hacer una parada rápida con el coche, para comprar el pan o recoger a los hermanos del colegio, por ejemplo. Estas situaciones implican bajarse del vehículo durante unos minutos, y muchas veces parece más cómodo dejar al menor sentado en su sillita. Pero si esta práctica es detectada y denunciada constituye un delito. A la hora de juzgarlo existen dos posibilidades diferentes, siempre que la integridad del niño pequeño no corra peligro:

  • Delito de lesiones imprudentes: este delito se encuentra tipificado en el Código Penal y se aplica en caso de que el pequeño requiera de asistencia sanitaria tras el rescate.
  • Delito de abandono temporal: también recogido en el Código Penal, con penas menores que el abandono de larga duración.

En ambos casos, la pena mínima se castiga con prisión. Además, en función de la intencionalidad y los agravantes presentes pueden combinarse los delitos.

Dejar a un niño solo en el coche: consecuencias si el niño fallece por un golpe de calor

La otra posibilidad existente es que el niño menor fallezca por consecuencia de un golpe de calor. Ten presente que un coche al sol un día de más de 30 grados puede experimentar altas temperaturas de más de 60 grados transcurridos 15 minutos. Esta situación es considerada una imprudencia castigada por el Código Penal en su artículo 142.1. En este caso, la pena de prisión puede ir de los tres meses a los cuatro años, en función de una serie de agravantes.

La intencionalidad

La intencionalidad del acto es lo primero que se establece para diferenciar una imprudencia grave de una menos grave. En muchas ocasiones, es la rutina la responsable de esta situación. Cuando se realizan actividades habituales sin el pequeño a veces se olvida que está presente y se le deja en el vehículo. Estos descuidos con desenlace fatal tienen una pena de tres a dieciocho meses.

Cuando el adulto es consciente de sus actos y abandona al menor en el interior de un coche de forma premeditada para realizar cualquier tipo de actividad es una imprudencia grave. Sabe de manera previa las consecuencias que puede tener para el pequeño. Este acto conlleva penas que pueden alcanzar los cuatro años de prisión.

El parentesco

Otro factor diferencial es la relación de parentesco entre el menor y el adulto que lo abandona. Cuando existe una relación de convivencia con el pequeño, las consecuencias son mucho más graves. En caso de tíos o primos y otro grado de parentesco más lejano, se tiene en cuenta como atenuante por la falta de hábito. Será el juez quién decida las consecuencias, pero siempre desde la pena mínima.

dejar a un niño solo en el coche delito

¿Qué puedes hacer si ves a un niño solo en un coche?

Si te encuentras ante la situación de ver un menor solo dentro de un vehículo, es necesario que conozcas los pasos básicos que tienes que seguir para socorrerlo:

  • Comprobar si responde: realiza movimientos o golpea el cristal para comprobar si el pequeño responde a los estímulos visuales y sonoros.
  • Alerta: llama de inmediato al 112 para que puedan poner en marcha los protocolos de actuación y comunicarte las acciones que tienes que llevar a cabo.
  • Con respuesta: si responde solo debes permanecer a su lado sin realizar ninguna acción hasta que se presente la autoridad competente. Mantenlo activo para comprobar que todo va bien.
  • Sin respuesta: con autorización del personal de emergencias se procede a acceder al vehículo para sacar al menor del interior. Una vez fuera debe colocarse en un lugar a la sombra, aflojarle la ropa y proporcionarle agua fría.

En el caso de un bebé el riesgo es mucho mayor, por lo que es importante actuar de forma adecuada en función de la situación del exterior. Es muy importante contactar rápido con los servicios de emergencia y seguir siempre sus indicaciones.

Dejar a un menor solo en un vehículo supone un riesgo para su salud que puede desencadenar en un fallecimiento. Ante estas situaciones, la madre, el padre o el tutor legal se enfrenta a consecuencias de carácter legal de mayor o menor envergadura en función del resultado, la intencionalidad y el parentesco. En caso de detectar esta situación, sigue las pautas de actuación recomendadas.

Contacta con nosotros

Si quieres conocer a Trenty y los túneles de la M30, elige una fecha y completa el formulario. ¡Te esperamos!

trenty-cta
Dejar a un niño solo en el coche: ¿es delito?
Trenty recibe el premio Ponle Freno Junior 2022
Trenty, premio Ponle Freno Junior 2022 por su aportación a la seguridad vial infantil
Ver más